Campeonas Nacionales: Luciana Moya

Tras el título obtenido el último fin de semana en Santa Fe, charlamos con las Malargüinas que pusieron nuestro departamento en lo más alto del Hockey Argentino y este es el turno de una de las más expresivas de todas.

En esta oportunidad ya sabíamos que no la habían pasado del todo bien, por varios inconvenientes en el viaje y Luciana comenzó hablando de ello: «Al principio fui con muchas expectativas, porque como ya había jugado en otros seleccionados, creí que está podía ser una nueva experiencia similar, pero hubo bastante desorganización por parte de la Seleccionadora de Mendoza y de quienes armaron el Torneo Nacional y eso nos bajoneó un poco, quizás no lo disfrutamos tanto por esos errores, pero me quedo con todas las cosas lindas y lo malo nos sirve para aprender.»

Sobre las buenas vivencias que pasaron en este viaje, Luciana dijo: «Rescato las amistades con todos los chicos de Mendoza, apenas nos conocíamos por un entrenamiento a la semana y una experiencia como esta, te une mucho más, fuimos muy unidas. Hace unos meses éramos rivales con las chicas de acá y hoy no sólo somos compañeras sino, amigas. Antes yo las enfrentaba y decía ‘Uy me toca jugar con esta que tremenda arquera o aquella que esa jugadora que te gambetea como si nada’ y allá la verdad que no sólo las conocí adentro de una cancha, sino que personalmente demostraron ser excelentes personas y generamos una muy buena amistad».

Además le consultamos específicamente por los partidos, como fueron cada uno de ellos «en el primer partido tuve mucha ansiedad, ya sabía antes que nos íbamos a cruzar con tres equipos de Buenos Aires y la verdad que en ese momento me puse muy nerviosa, porque es una región con jugadoras muy fuertes e iba a ser realmente complicado pasar la zona. Contra Moreno, entré en el segundo tiempo, me tocó servir en un corto, se la di a Valentina que me la devolvió y con un empuje hice el gol al segundo palo. La verdad no lo podía creer, porque por más que lo hubiésemos practicado, no salía tan lindo.


Después con el correr de los partidos nos fuimos tranquilizando, la goleada en ese primero fue fundamental, a veces podes tener muy buenas jugadoras, pero eso no hace un buen equipo, en este caso si, nos entendíamos casi de memoria, no hubo individualismos.


Ya en cuartos volvimos a estar nerviosas porque como los chicos quedaron afuera en esa instancia, sentíamos la presión y nadie quería volverse a casa antes de la final. Final que pudimos jugar, no de la manera que hubiésemos querido, nos enfrentamos a un rival durísimo y por eso fuimos a los penales, fue mucho el peso que tuvimos sobre los hombros, pero nuestro objetivo estaba claro, porque queríamos coronar todo ese esfuerzo que venimos haciendo. Cuando la arquera atajó el tercero fue un momento único, entre llantos salir corriendo a abrazarla para festejar el título, fue único».


Por otro lado, quiso agradecerle a la profesora Alejandra Milarck por todo lo que hizo: «La verdad que la rompió, yo creo que hay que estar muy preparada para hacer lo que hizo por nosotras, asumió una responsabilidad enorme, todos los viajes, los entrenamientos, la preparación, siempre estuvo y no sólo desde lo fisco, sino también desde lo mental, nuestra cabeza, lo psicológico y ella lo hizo de la mejor manera.
Mientras se le llenaban los ojos de lágrimas, Luciana seguía diciendo «Además quiero agradecerle por la valentía que tuvo por viajar con sus dos niñas, que se la re bancaron, me siento muy orgullosa de ella, que es un ejemplo de persona, de madre, de humildad.

Quizás no buscaba haber llegado tan alto, pero lo consiguió, quizás la copa la ganamos nosotras, pero eso solo se llena de polvo con el tiempo, ella se trajo una experiencia enorme y el corazón de todas nosotras. (Pausa para respirar), es una mina de Oro y se merece lo mejor de todo, yo solo la veía como una simple jugadora y hoy sólo tengo palabras de agradecimiento a ella por cómo es como persona y me marcó para siempre, por eso decidí regalarle mí medalla de campeona. Si tuviese que elegir a una persona para que nos vuelva a acompañar, la volvería a elegir mil veces a ella (se seca las lágrimas de ojos). Lo que hizo esta chica es inmenso, no hay forma de agradecérselo. También quiero mencionar a sus niñas, Tiziana y Delfina porque se portaron excelente.» -Luciana debió tomarse unos minutos para seguir charlando con nosotros porque estaba realmente muy emocionada-.


También quiso mencionar a quienes la bancaron todos estos días «Mí familia, mis papá, mí mamá, mí hermano, que nos acompañaron solo para ir a verme a jugar y se sintió muchísimo su apoyo, a veces es difícil estar sólo en un lugar lejano y ellos no me dejaron así. También me gustaría agradecer a amigos y el resto de la familia, todos los que colaboraron con este viaje, no sólo los que compraron pizzas y postres, sino también a los que lo compartieron para poder recaudar los fondos y cumplir uno de mis sueños. A la Dirección de Deportes y toda la Muni que lo hizo posible».

Por Wally Jakovcevic.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here